3 claves para fidelizar a tus clientes

En hostelería, cuesta seis veces más conseguir un cliente nuevo que mantener los que ya tenemos.

Muchas veces, cuando pensamos acciones de Marketing y otro tipo de promociones, nos enfocamos en los nuevos clientes sin darnos cuenta de que los que realmente ayudan a que nuestro restaurante funcione son los que hemos fidelizado o tenemos en proceso de fidelización, los que vienen todos los días o todas las semanas y nos eligen habitualmente a nosotros por encima de todas las demás opciones.

Hoy os traigo tres claves para aprovechar el potencial valor de por vida de vuestros clientes medianteacciones eficaces de fidelización.

  1. Conoce y cubre sus necesidades presentes: el principal motivo por el que tus clientes te eligen actualmente es porque cubres en ellos una serie de necesidades y lo haces mejor que el resto de opciones que se encuentran en el mercado. Si quieres fidelizar a tu cliente actual, lo primero que debes hacer es descubrir cuáles son esas necesidades que le estás cubriendo (y ya te adelanto que casi ninguna de ellas tiene nada que ver con la comida), de modo que sepas cómo tienes que continuar trabajando para seguir dando respuesta a la necesidad que el cliente te plantea. Conocer por qué te compra tu cliente te sirve también para tener perspectiva de lo que estás ofreciendo y de qué es lo que valora el cliente de tu negocio. De este modo te podrás enfocar mejor para conseguir al cliente que quieres, ya que sabrás lo que busca en ti y podrás dárselo.
  2. Adelántate a sus necesidades futuras: dar cobertura a las necesidades actuales de tu clientela, real o potencial, es el primer paso. Pero para fidelizar a tu cliente a futuro, necesitas ir un poco más allá. ¿Cómo? Descubriendo cuáles serán las necesidades que tengan de aquí a unos años y empezando ya a mostrarles, con pequeños detalles, que tú eres la mejor opción no solo de presente, sino de futuro. Si tu cliente actual se compone fundamentalmente de parejas jóvenes, puede que en el futuro busquen un restaurante familiar, cuando tengan niños. Si la mayor parte de tu clientela son personas de cincuenta o más de cincuenta, puede que lo que busquen en cinco años sea un restaurante en el que haya cocina baja en grasas y sal. Observa a tu cliente y averigua lo que quiere y, muy importante: lo que va a querer. Si empieza a ver ya en tu restaurante que aquí encontrará lo que busque, no se marchará a otro.
  3. Premia su fidelidad: pocas cosas consiguen tantos resultados en poco tiempo como un premio a la fidelidad. Si todavía no tienes establecido un sistema de recompensas para tus clientes más fieles, es el momento de que lo vayas planteando. Detalles sencillos como descuentos en las consumiciones, algún regalo o invitación de vez en cuando, o promociones especiales sólo para buenos clientes (los más fieles, en este caso), son eficaces a la hora de conseguir que en cliente que viene mucho, lo siga haciendo. Además, sirven también como estímulo para el resto de clientes. A todos nos gusta que nos traten no ya bien, sino de forma especial. Eso las tiendas de cosmética y de ropa lo saben muy bien (recuerda sus tarjetas de fidelización). Haz algo parecido en tu restaurante, adaptándolo a tu manera y estilo.

Si tienes teléfono móvil (y hoy en día pocas personas hay que no los tengan), seguramente habrás sufrido en alguna ocasión la frustración de que te salga más a cuenta cambiar de compañía para obtener buenas ofertas y regalos que quedarte como cliente de largo recorrido. Procura que no suceda esto en tu restaurante. Aprende a conservar y fidelizar clientes pensando en ellos.

Ponte en marcha para mejorar tu restaurante desde hoy mismo, no busques más Razones (excusas) para dejarlo para más adelante.

 

 

Fuente:Barra de ideas

Leave a Reply

 

Uso de cookies: Este sitio web utiliza cookies para su mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y de nuestra política de cookies.