Claves de marketing en sala para fidelizar al cliente

Para fidelizar a un cliente, conseguir que vuelva a nuestro local, a ser posible asiduamente y con sus familiares y amigos, y también que nos recomiende entre sus contactos, es un elemento fundamental para la rentabilidad de un restaurante.

Evidentemente, la mejor forma de fidelizar a un cliente es lograr que su experiencia en nuestro local sea plenamente satisfactoria. Y esto se consigue, sobre todo, con una comida de calidad y un óptimo servicio y trato.

Pero además de la excelencia en servicio y producto, existe el recurso del marketing en sala para dar un empujón al deseado objetivo de fidelizar al máximo número de clientes.

Marketing en sala: 7 claves para fidelizar clientes

Veamos una serie de acciones sencillas pero de gran efectividad en la fidelización de los clientes de nuestro restaurante.

1-. Acordarse del cliente y de sus gustos. Pocas cosas satisfacen más a un cliente que se acuerden de su nombre  y de sus gustos, por ejemplo de su marca de cerveza favorita. Un truco por si nos falla la memoria es apuntar estos detalles en el software o libro de reservas, y deleitar al cliente con un saludo personal y una invitación a su bebida favorita.

2-. Ofrecer descuentos y ofertas e informarlos a los clientes que ya conocemos. Es otra forma de hacerles sentir un poco especiales, además de darles la pequeña alegría de poder ahorrarse dinero, y garantizar que vuelvan a visitarnos y nos recomienden.

3-. Ser proactivo en la solución de los problemas. Ante la menor queja del cliente, por ejemplo un plato no está cocinado a su agrado, se debe responder con rapidez y proactividad, resolviendo la incidencia lo antes posible. De esta forma, no solo no nos afectará negativamente, sino que nos posicionaremos ante el cliente como unos profesionales resolutivos.

4-. Potenciar la rotación de platos en la carta y publicitarlos de algún modo Hacerlo verbalmente, por parte del camarero, suele ser la opción más eficaz para despertar la curiosidad en los comensales y provocar vuelvan otro día a probarlos.

5-. Diseñar productos especiales para niños y personas con alergias alimentarias (al gluten, a la lactosa..). Es una manera excelente de fidelizar a ese sector de cliente (cada vez más numeroso) con algún problema alimentario, o que tiene un familiar o allegado que lo padece.

6-. Diferenciarse de la competencia. La clave para lograrlo está en el cuidado de  detalles como la decoración del local, la iluminación, tener el aire acondicionado en la temperatura adecuada, disponer de una vajilla atractiva, etc.

7-. Intentar detectar las necesidades de los usuarios y satisfacerlas. Para ello es vital que los camareros de la sala estén muy atento a cualquier gesto o comentario del cliente: por ejemplo traer una silla o una trona para un niño pequeño o cambiar de mesa a una persona que, por sus características físicas, no se sienta cómoda.

En definitiva, estas acciones de marketing no son más que pequeñas atenciones y detalles que, en conjunto, van ayudar a conseguir que el cliente se sienta satisfecho en su visita a nuestro negocio de hostelería. Si quieres aprender más sobre cómo mejorar la satisfacción y experiencia del cliente, puedes descargarte la guía gratuita: La satisfacción de los clientes en la restauración.

Leave a Reply

 

Uso de cookies: Este sitio web utiliza cookies para su mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y de nuestra política de cookies.